Hoy en día se conoce la importancia del Sistema Vestibular en el Neurodesarrollo y las capacidades de aprendizaje.

El aprendizaje depende del buen funcionamiento de todos los sistemas sensoriales, incluyendo el Sistema Propioceptivo y el Sistema Vestibular, que son los responsables de interpretar la información sobre la posición del cuerpo y el movimiento.

A través de diferentes estudios en el campo de la Neurociencia, se ha explicado  la relación que existe entre las dificultades para interpretar la información sensorial procedente del cuerpo y/o del entorno y, las dificultades en el comportamiento, la regulación del estado de alerta, el aprendizaje académico y/o el aprendizaje neuromotor.

Los estímulos vestibulares  pueden resultar tranquilizantes o alarmantes. Un movimiento suave, un balanceo o un mecimiento, pueden provocar calma y relajación. Un movimiento vigoroso, puede inducir a la excitación.

La hamaca es uno de esos estímulos vestibulares que además de que favorece el  equilibrio e induce a la calma, y es  muy completo por la posición en la que puede colocarse :

  • Acostado boca arriba, teniendo un estímulo que va de lado a lado.
  • Acostado boca arriba, de cabeza a pies.
  • Sentado
  • Acostado boca abajo con suspensión de cabeza en el aire, etc.
  • Es de uso individual o para compartir con los padres.

La hamaca puede usarse desde recién nacidos, de hecho, es maravilloso que así sea, dado que este sistema vestibular antecede al nacimiento, junto con el propioceptivo. El bebé ha tenido esa sensación de balanceo desde que existe el sentido del tacto en la etapa prenatal y de hecho, es uno de los movimientos que se sugiere para brindar cercanía, favorecer el vínculo afectivo con la madre y brindar seguridad y calma.

Nuestros productos son diseñados por Devora Davison (Mexicana, diseñadora de modas graduada en Instituto di moda Burgo, Milán Italia, amante de la artesanía , mamá de 4 niños con los cuales diseño y uso la hamaca y el rebozo )

Nuestro concepto tiene una identidad mexicana, queremos que la gente se sienta orgullosa de que Mexico proponga. Todos nuestros productos están elaborados por artistas y artesanos de Michoacan, Campeche, Chihuahua, puebla, Merida, Hidalgo, oaxaca, Guerrero, Chiapas retomando estos trabajos para dar creaciones únicas y originales.

Son realizados por artesanos de distintos estados de la República Mexicana. Nos gusta conservar la esencia de cada región y combinar las artesanías de cada una de estas para así terminarlas en Ciudad de México creando diseños únicos, originales y funcionales.

Origen de nuestros artesanos.

  • Tres Mezquitez, Michoacan
  • San Juan Chamula, Chiapas
  • Santa Cruz, Michoacan
  • San Sebastián Tutla, Oaxaca
  • Pueblo Nuevo, Oaxaca de Juárez
  • Kimbila Izamal , Yucatán
  • Soledad Salinas, Oaxaca
  • Istmo de Tehuantepec, Oaxaca
  • Cerró Colorado Municipio de Coroneo, Guanajuato

Nuestros productos

21
Ver opcionesVista rápida
9
Ver opcionesVista rápida

Baberos

$350.00$400.00
DSC6106-min-370×490
Ver opcionesVista rápida

No hay mejor lugar para un bebé que el vientre materno, en él encuentra calor, alimento y un hogar. Al nacer, no existe un mejor lugar que estar cerca de mamá, con la comodidad del rebozo que te permite realizar tus actividades y tener al bebé muy cerca de ti. Tu bebé No será mas caprichoso todo lo contrario llorará menos, estará más tranquilo y dormirá mejor.

Los bebés vienen de vivir nueve placenteros meses unidos a mamá en el vientre, por lo cual al nacer, portarlos con un rebozo  los hace sentirse tan seguros y felices como lo estaban durante el embarazo y los efectos son realmente positivos, tiene un impacto en la vida de bebé y mamá que claramente lo podrás comprobar al vivir la experiencia.

BENEFICIOS DE USO PARA MAMÁ

Emocionales
* Poder dormir sin problemas al bebé ya que tendrá su dosis de apego.
* Autorrealización como madre al ver y percibir un bebé contento.
* Poder seguir atendiendo a hijos mayores y familia sin descuidar al bebé.

Psicológicos
* Identificación más rápida de las necesidades del bebé.
* Sensación de vínculo fuerte con el bebé.
* Seguridad personal y como mamá.
* Sensación de libertad al poder llevar a su bebé a todos lados, sabiendo que estará tranquilo, contento y alerta.

* Se detecta menos depresión post parto en madres que llevan a sus hijos en rebozo.

Físicos
* El peso del bebé se distribuye en espalda alta, cintura, cadera y espalda baja.
* Manos libres para diversas actividades.

* Mamá libre y bebé mamando seguridad, autoestima, amor, empatía.

* crianza de futuros seres humanos maravillosos, empatices, amorosos y felices.

BENEFICIOS DE USO PARA EL BEBÉ

Emocionales
* Cercanía con su mamá, intercambio de gestos y miradas.
* Con los latidos del corazón, la respiración y la vibración de la voz le recuerdas al bebé cuando estaba en el vientre.
* Será capaz de descubrir el mundo de una forma segura.

Psicológicos
* Confianza y seguridad.
* Disminución del llanto y estado de tranquilidad.
* Facilidad al independizarse cuando sea un niño mayor.

*incrementa su desarrollo neuronas atravesando del balance y la estimulación del movimiento.

Físicos
* Estimula el sentido del equilibrio.
* La posición ayuda a ejercitar sus músculos y mejorar su digestión.
* Disminuye el reflujo mejorando el estado natural del bebé.
* Más receptivos al aprendizaje, ya que les estimula los cinco sentidos.
* Favorece la lactancia materna.*Se estimula el sistema vestipular ( equilibrio) en un bebé recién nacido la cual es considerado una de las mejores formas de calmar y proteger al bebé para su nueva vida.

Dévora Davison se enamoró del rebozo hace ocho años cuando un conocido le regaló uno procedente de Israel, y lo usó para cargar a su primogénita. Su amiga psicóloga, Teresa Chomer, se contagió del mismo entusiasmo cuando lo usó con su segundo hijo. Para compartir las buenas vivencias que esta prenda les dejó durante la crianza de sus pequeños, ambas abrieron La Hamaca y El Rebozo, una tienda que vende estos artículos de hechura artesanal, elaborados por manos mexicanas en distintas regiones del país y con diseños propios de las emprendedoras.

“Estoy convencida de que tanto la hamaca como el rebozo son indispensables en la vida de una madre”, dice Dévora, quien es diseñadora de modas. La razón de ser de su proyecto es que, al mantener unido al bebé al cuerpo de su mamá o papá, le da al pequeño seguridad y confianza; además, de esa forma duerme mejor, tiene menos reflujos y cólicos, e incluso se enferma menos, afirma la entrevistada.

Para Dévora y Teresa también era importante que la experiencia de sus clientas con los rebozos excediera sus expectativas.

En sus dos tiendas, ubicadas en las colonias Polanco y Condesa en la Ciudad de México, las emprendedoras venden cuatro estilos distintos de rebozo y cada uno puede usarse para cargar al bebé en diferentes posiciones. Sus modelos son: el rebozo Banda, para bebés de cero a cuatro meses, que consiste en una cinta muy sencilla de colocarse; el Dos Aros, para bebés de cero a seis meses, que incluye un par de aros unidos por uno más pequeño y se pone como una camiseta; el Mexicano, el típico rebozo que permite cargar al infante en la espalda pero con la característica de que es ajustable con aros, para bebés de cero a tres años; y el Envolvente, un fular –tela de seda muy fina– de cinco metros para bebés de cero a 12 meses.

Aunque no se trata sólo de adquirir el producto para beneficiar al bebé. Para Dévora y Teresa también era importante que la experiencia de sus clientas con los rebozos excediera sus expectativas. Para ello, era clave que aprendieran la forma de utilizarlos de manera adecuada y segura. “Si tienes cinco metros de tela, la consumidora dice: ‘¿ahora qué hago?’ No es una cangurera que abrochas y se acabó. Tiene su forma correcta de usar”, explica Dévora . Y precisamente, la manera en que una mamá ocupa la prenda es la esencia de la experiencia de uso que viven sus consumidoras.

Este tipo de experiencia es un concepto un tanto elusivo, difícil de definir. Se hace mucho énfasis en ella cuando se habla del desarrollo de tecnología, especialmente en el diseño de sitios de Internet y aplicaciones móviles, en los que la relación que el consumidor tiene con la interfaz es fundamental para su éxito. De manera general, puede entenderse como el proceso que ocurre cuando una persona interactúa con un producto o servicio y que, como resultado, genera una valoración de agrado o desagrado por parte de quien lo utiliza.

La clave para cautivar a tus consumidores a través de experiencias de uso diferentes y satisfactorias es “tratar de entender qué va a impactar a ese target”, advierte Fabián Ghirardelly, director para México de Kantar Worldpanel, firma especializada en investigación de consumo. “A veces las empresas diseñan su oferta de la oficina hacia dentro, no hacia afuera, y se equivocan”, añade. Por eso, es necesario mantener contacto directo con el cliente y una orientación a ofrecerle lo que busca.

Interacción positiva

Hay experiencias de uso que son intuitivas: el usuario entiende el funcionamiento de un producto o servicio de manera instintiva. Sin embargo, hay otras que requieren más explicación. En el caso de La Hamaca y El Rebozo, sus fundadoras sabían que sus clientas necesitaban aprender a usar los cargadores; especialmente los que habían sido diseñados por ellas. “Es importante que la mamá entienda la instrucción para que se anime a usar y disfrutar el rebozo”, dice Dévora. Si la mamá acudía a la tienda, se le podía explicar en persona; pero, hacía falta una solución para las ventas a distancia. Esto es algo esencial para un negocio que hace envíos a clientes a distintas partes del país y en cuyas tiendas compran turistas extranjeros.

El problema es que un manual impreso resultaba confuso porque algunos modelos requieren de varios pasos para colocar el rebozo. En el Envolvente, por ejemplo, para conseguir la posición básica se necesitan unos ocho pasos y “no hay nada mejor que ver a una persona ponérselo lentamente para que lo entiendas y vayas haciendo exactamente lo mismo”, señala Dévora. Para solucionar esta situación y darle un extra a sus clientes, cada rebozo viene acompañado de un manual en CD que contiene la instrucción en video de cómo usar la prenda, y que además explica los beneficios y las precauciones de uso.

“Una buena experiencia de uso debe ser deseable, creíble y aportar valor”, afirma Rebeca Ramírez, directora de Diseño de Experiencia de Usuario de la consultoría Usaria, con base en Monterrey, NL. Bien diseñada y orientada al consumidor, puede traer numerosas ventajas para un negocio, de acuerdo con la especialista. Los beneficios incluyen mejores ventas, así como menores solicitudes de atención y soporte al cliente. Además, un mejor entendimiento de la gente sobre lo que ofreces produce mayor satisfacción y lealtad. Todo lo anterior se traduce en un mayor valor de marca.

Ten en cuenta que la experiencia de uso constituye uno de los instantes que en mercadotecnia se conoce como “momentos de la verdad”; es decir, una ocasión de contacto entre un cliente y una empresa que le da al consumidor la oportunidad de formar o cambiar una impresión sobre el negocio. El análisis de esos momentos de interacción es útil porque si es negativo, puedes determinar cómo mitigar esa sensación; mientras que si es positivo, hay que saber cómo aprovecharlo, añade Ramírez, de Usaria. “Todos los negocios deberían hacerlo”, concluye.

Pero, ¿todos pueden costearlo? Para Ghirardelly, de Kantar Worldpanel México, “no hay una limitante de presupuesto para proveer una buena experiencia: más allá del tamaño de empresa y presupuesto, siempre existe la opción de ofrecer una experiencia diferente”.

En este sentido, La Hamaca y El Rebozo –que además vende cobijas, ropa de maternidad e infantil, muñecos y sonajas– es un ejemplo de que generar una buena experiencia de uso está al alcance de cualquier emprendimiento. No se requiere una gran inversión, sino de creatividad y de enfocarte en tu consumidor.

A sólo tres meses de la inauguración de la primera tienda, las emprendedoras contrataron a un fotógrafo profesional para hacer el video, quien realizó las tomas en un jardín. La inversión fue de unos $14,000. Esos mismos instructivos los integraron después al sito Web de la empresa y a su canal de YouTube.

Los resultados son concretos: ocho de cada 10 mujeres que compran un rebozo regresan, calcula Daniela Cruz, quien colabora en la tienda desde que se inauguró la primera unidad hace seis años. Normalmente, las compras subsecuentes son para hacerle un regalo a un familiar o amigo. “Sin el video (y la experiencia positiva de uso al que éste contribuye), no se vendería la misma cantidad de rebozos”, sentencia Dévora.

DSC_7883
Vista rápida
2
Vista rápida

Muñecas Frida

$600.00
Movil12
Vista rápida
Movil8
Vista rápida