Porteo a la mexicana

Cuando un bebé nace, lo hace bajo una condición vulnerable que crea una necesidad de protección, contacto físico y amor.

Cada recién nacido tiene la necesidad latente de oler y sentir a mamá, ser parte de su movimiento y sentirse seguro en sus brazos. 

Para crear este entorno, similar al que conoció en la vida dentro del vientre materno, el rebozo es un elemento perfecto.


❤️ Beneficios

El rebozo es una tradición artesanal tan versátil cómo sus diseños. Incluso, cada región lo confecciona de forma única. Cada hilo es trenzado cuidadosamente para lograr coloridas obras de arte que muchas mujeres portan orgullosamente en nuestro país.

Además de ser un trabajo artesanal único, es un instrumento capaz de mantener unidos los corazones de padres e hijos desde los primeros días de vida. Cargar a los bebés usando el rebozo brinda múltiples beneficios tanto a los niños como a sus padres, entre ellos:

  1. Fortalece el vínculo entre padres e hijos por la cercanía.
  2. Fortalece el sistema inmunológico de bebé.
  3. Asegura periodos más largos y profundos de sueño.
  4. Disminuye dolor por cólicos, reflujo y gases por la posición ergonómica y vertical.
  5. Les recuerda mucho a la estancia en el vientre, lo que hace que se sientan seguros y cómodos.

El rebozo más adecuado para portear debe medir por lo menos 2 metros de largo para poder cargar al bebé en diferentes formas y posiciones.

⭐️ Amarres muy a la mexicana

Justo en el porteo tradicional es dónde están inspiradas las técnicas más modernas de porteo que tienen como objetivo privilegiar la ergonomía, libertad y comodidad tanto del pequeño como de mamá.

Aunque existen amarres comunes y cómodos dependiendo de la edad y peso del bebé, en La Hamaca y el Rebozo simplificamos este proceso con nuestro rebozo mexicano y nuestro rebozo mexicano de lino

Ambos están pensados en padres que quieren tener muy cerca a su bebé y desean una gran durabilidad en su rebozo.

El primero, el rebozo mexicano, está elaborado a mano en telar de pedal por artesanos de Oaxaca y cuenta con argollas de aluminio especiales para porteo. El segundo, una edición especial, está elaborado 100% en lino, lo que lo hace súper fresco y también cuenta con argollas que facilitan su uso. 

Estos dos rebozos son ideales para cargar un bebé desde recién nacido hasta los 3 años, o bien, desde los 2 kilos hasta 20 kilos como máximo.

Aquí te compartimos uno de nuestros videos tutoriales favoritos de La Hamaca y el Rebozo para que aprendas a colocar correctamente tu rebozo.

Lo que siempre debes cuidar, sea cual sea el tipo de rebozo que uses es que cuando cargues a tu bebé debes hacerlo en la postura de rana para estabilizar su cadera de manera natural; es decir, poner su cadera y rodillas dobladas a más de 90°, las piernas abiertas en un ángulo de 120° y la espalda redondeada, en posición fetal, bien apoyada.

Si tienes dudas sobre cómo usar uno de nuestros rebozos no dudes en escribirnos a través de nuestras redes sociales


FB: @lahamacayelrebozo

IG: @lahamacayelrebozo